Breve historia del Jardín Botánico de Guayaquil

Debido a la ubicación geográfica del Ecuador, la presencia de corrientes marinas y elevaciones, existen una variedad de ecosistemas, que determinan una mega diversidad de flora y fauna muy peculiares. El Catalogo de Plantas Vasculares del Ecuador (P. Georgensen y S. León, 1999) incluye 16.087 especies de plantas, número comparable con las del Perú en un área cinco veces mayor o con las que tiene Norteamérica con una superficie 230 veces más grande. De este número total de especies botánicas, 15.306 son nativas y 4.173 de las mismas, son endémicas del Ecuador. Esta riqueza abarca también a los insectos, aves, mamíferos, etc. Razón fundamental por la que, desde el 28 de mayo de 1938, el M. I. Concejo Cantonal de Guayaquil aprobó la ordenanza creando el Jardín Zoológico y Bosque Municipal, proyecto que lamentablemente no se hizo realidad.


Muchas iniciativas presentaron diversos proyectos en varias ubicaciones a lo largo de los años, hasta que en 1.979 la Asociación Ecuatoriana de Orquideología consiguió que la M.I. Municipalidad de Guayaquil, por decisión de su alcalde, Señor Antonio Hanna Musse, le delegue esa responsabilidad. Gracias a ello el Jardín Botánico de Guayaquil se comenzó a construir ese mismo año, en un terreno de propiedad del señor Luftallah Kozhaya, quien lo cedió en comodato a perpetuidad, proyecto que tiene 4,9 hectáreas y que se abrió al público luego de 10 años de arduo trabajo, en septiembre del 1.989, contando hasta la actualidad con un conjunto de jardines y áreas desarrolladas y establecidas, que concita el interés de las personas que lo visitan durante todo el año, la mayor parte de ellos,
estudiantes de la ciudad y de otras provincias del país, asi como turistas nacionales y extranjeros.

 

En un par de horas, los visitantes recorren un sendero de 700 metros, a lo largo de cual pueden apreciar más de 700 especies vegetales, como árboles maderables: Guayacan (Tabebuia chrisontha); Laurel (Cordia alliodora). Plantas ornamentales como orquídeas, anturios, etc.; frutales como la Pomarrosa (Sysigium iambus); caimito (Crysophylum caimito); plantas medicinales como la Verbena (Verbena litoralis); Zaragoza (Aristoloquia pilosa), etc. Además, es un sitio ideal para la observación de aves, de las 75 especies que habitan en el jardín. Cuenta con un lepidoptario, de 304 metros cuadrados, con una cascada, donde se exhiben mariposas vivas del bosque seco tropical, habiéndose caracterizado el ciclo biológico de 27 especies de lepidópteros, según la época del año.
 

En el Auditorio para 200 personas se mantiene una Exhibición de Mariposas de América del Sur, gracias a la entrega que el Ministerio del Ambiente realizó el 19 de noviembre del 2002, de 802 mariposas en sobres que fueron decomisadas en el Aeropuerto de Guayaquil por la Unidad de Protección Animal, con el propósito de mantener una exhibición permanente, las mismos que fueron montadas por personal del Jardín Botánico y con el auspicio de la Asociación Ecuatoriana de Orquideología. También se conserva una Biblioteca especializada en orquídeas con más de 4.000 ejemplares de libros y revistas.

 

La promotora de este proyecto fue la Asociación Ecuatoriana de Orquideología que, en el año 1.995, patrocinó la conformación de la Fundación Jardín Botánico de Guayaquil, suscribiendo un convenio para que esta nueva organización continúe la construcción y asuma el mantenimiento del Jardín Botánico y gestione los recursos económicos para este fin. Debe destacarse que este proyecto se hizo realidad y se mantiene con los recursos que recaudan entre sus socios, de los provenientes de los eventos que se organizan con este fin, del patrocinio que se recibe de la empresa privada y de la tradicional generosidad de los filántropos guayaquileños. Hasta el presente no cuenta con ninguna renda o donativo que provenga de instituciones municipales ni del estado, es decir cero aportes oficiales.

1/14
  • Facebook
  • Instagram

© 2020 creado por Creado por Elephant Digital Group.